Mostrando artículos por etiqueta: Las Palmas GC

La Provincia.

El Juzgado de Instrucción número 7 de la capital grancanaria decretó ayer el ingreso en prisión del joven que mató a la universitaria palmera Saray González García en el barrio de Arenales. Alberto Montesdeoca Pérez, de 19 años, está imputado por un delito de asesinato, según la calificación jurídica de los hechos planteada por la Fiscalía de Las Palmas al magistrado instructor.

El juez Javier García García-Sotoca y el fiscal Pedro Gimeno interrogaron a Alberto Montesdeoca a primera hora de la mañana en el Juzgado de Guardia. El imputado, que estudia el primer curso de Ingeniería Informática en la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC), reconoció que cogió una herramienta de jardinería, subió al piso de arriba y mató a golpes a Saray nada más abrirle la puerta.

Ocurrió el pasado 27 de octubre en el número 47 de la calle Pérez del Toro, un edificio de dos viviendas y un local que es propiedad de la familia Montesdeoca, vecinos de todo la vida del barrio de Arenales. La víctima, de 27 años, cursaba Relaciones Laborales en la misma universidad que Alberto. Era su segunda carrera y había venido de La Palma a estudiarla, isla en la que tenía a toda su familia.

Ambos arrastraban una mala relación porque se reprochaban los ruidos que salían de sus respectivas viviendas. Ella, en el piso de arriba, con la música. Él, en la planta baja, con los videojuegos, una afición a la que Alberto dedicaba la mayor parte de su tiempo. El joven sigue en Internet varias páginas especializadas en ese tipo de entretenimiento y tiene un perfil abierto para disputar campeonatos en línea con otros usuarios.

Enemistad

La enésima discusión por los gritos y los ruidos asociados a esas partidas es la razón por la que el imputado mató a su vecina, según ha confesado ante la policía y la autoridad judicial. Saray, ese 27 de octubre, le había vuelto a recriminar las molestias que le causaban los gritos durante esas largas sesiones a la consola y el ordenador.

Su compañera de piso se la encontró muerta sobre las 17.00 horas, al volver a casa, en la misma entrada, y avisó a Alberto, su vecino, que estaba en el piso de abajo. Los agentes le interrogaron y vieron fisuras en su coartada. Por eso, desde el segundo día, se convirtió en el principal sospechoso.

La puerta de Saray no estaba forzada y tampoco había desaparecido nada de su vivienda. Los indicios, por tanto, revelaban que conocía a la persona que llamó y por ese motivo le abrió la puerta. Los agentes analizaron más testimonios, el móvil de la víctima y las imágenes grabadas por las videocámaras de los negocios cercanos, entre otras líneas de investigación, pero el principal sospechoso siempre fue Alberto Montesdeoca, tanto que la policía llegó a registrar, sin éxito, una finca del padre en busca del arma homicida. Finalmente decidieron detenerlo y el muchacho, tras pasar la noche del martes en los calabozos, se derrumbó en el interrogatorio.

La confesión y el tipo de lesiones mortales que sufrió Saray, con más de cuatro golpes en la cabeza y cortes en los brazos, revela que fue atacada por sorpresa, de frente y que apenas pudo levantar las manos para tratar de protegerse, según las primeras conclusiones de los médicos forenses. De ahí que el Ministerio Público, al apreciar indicios de asesinato con alevosía, solicitase prisión provisional, comunicada y sin fianza por ese delito, una medida preventiva que finalmente ha acordado el magistrado instructor.

El joven ha reconocido que mató a su vecina con una azada de dos picos, una herramienta de jardinería que se usa para mover la tierra. La Brigada de Homicidios de la Policía Judicial, tras recibir los informes de los forenses, buscó desde el primer momento un arma homicida de esas característica, con una hoja tipo sacho, es decir, contundente y de borde afilado. También se encargaron análisis de ADN para dar con el perfil genético del agresor.

Publicado en Noticias
Etiquetado como

La Provincia.

Agentes de la Policía Local de Las Palmas de Gran Canaria denunciaron ayer a dos conductores por el uso irregular de las tarjetas para personas con movilidad reducida (PMR), que habilitan el estacionamiento en los reservados para personas con diversidad funcional. A ambos conductores se les han imputado delitos de falsedad documental y usurpación del estado civil, respectivamente, por el uso fraudulento de estos documentos. La Policía Local registró un aumento de estos casos en los últimos meses y por eso se han aumentado los controles sobre este tipo de autorizaciones especiales que concede el Gobierno de Canarias.

En el primero de los casos denunciados, una vecina de La Isleta fue sorprendida por dos agentes en una comprobación rutinaria tras observar cómo esta estacionaba en zona reservada para personas con discapacidad y colocaba una tarjeta PMR en el salpicadero de su vehículo. De esta forma, los agentes detectaron que el documento no era suyo sino de su marido, el cual había fallecido hacía casi un año, aunque ella, supuestamente, seguía aprovechando el uso del documento.

Durante la misma mañana, en otra comprobación rutinaria llevada a cabo en la zona reservada a personas con diversidad funcional del Hospital Insular, otros agentes detectaron una tarjeta PMR que correspondía a una persona que había fallecido dos años atrás, pero es que además la misma tarjeta había sido manipulada para contener la foto y los datos identificativos del conductor que la estaba utilizando actualmente y que no está autorizado para ello, hecho que los agentes contrastaron en la Dirección General de Dependencia y Discapacidad del Gobierno de Canarias, órgano que expide los documentos originales.

A ambos conductores se les han incoado diligencias que serán remitidas a la autoridad judicial por la comisión de un posible delito de usurpación de la identidad en el primer caso, y un delito de falsedad documental en el segundo.

Publicado en Noticias
Etiquetado como

La Provincia.

El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria ha abierto el plazo para solicitar los permisos que autorizan la celebración de fiestas con motivo de las fechas navideñas los días 24 y 31 de diciembre.

Las personas interesadas en realizar dichas fiestas deberán presentar en el Ayuntamiento una instancia que podrán obtener en la página web www.laspalmasgc.es o en el Servicio de Atención Ciudadana de las Oficinas Municipales. El plazo de presentación de solicitudes permanecerá abierto hasta el día 5 de diciembre. Las fiestas de Navidad y Fin de Año que sean autorizadas deberán finalizar, como máximo, a las 6.00 horas y contarán con media hora para su desalojo. Los establecimientos que cuentan con licencia municipal de apertura de actividad clasificada musical y de restauración o que hayan presentado la declaración responsable, comunicación previa, con proyecto y certificado técnico, y que pretendan ampliar su horario con motivo de las fiestas de Navidad y Fin de Año deberán comunicarlo al Ayuntamiento aportando la instancia cumplimentada y el documento acreditativo o certificado del seguro de responsabilidad civil en vigor en la fecha de dicha celebración.

El resto de los establecimientos deberán presentar la solicitud para su autorización o, en su caso, la declaración responsable, acompañada de la documentación requerida según la Ley 7/2011, de 5 abril, de actividades clasificadas y espectáculos públicos y otras medidas administrativas complementarias, y el Decreto 86/2013, de 1 de agosto, por el que se aprueba el Reglamento de actividades clasificadas y espectáculos públicos.

Publicado en Noticias
Etiquetado como

La Provincia.

Alberto M. P., que cursa estudios de Ingeniería, reside con su padre en el edificio familiar de la calle Pérez del Toro - El detenido, de 19 años, pasa hoy a disposición del magistrado García-Sotoca

La Brigada de Homicidios ha dado un gran paso para esclarecer el crimen de Saray González García, la joven universitaria que fue asesinada el pasado 27 de octubre en su casa de Las Palmas de Gran Canaria. El Cuerpo Nacional de Policía (CNP) ha detenido a Alberto M. P. como presunto autor del crimen. Se trata de un vecino de 19 años que vive en el número 47 de la calle Pérez del Toro con su padre, justo debajo del piso en el que residía la víctima.

Los agentes arrestaron a Alberto M. P. el pasado martes por la tarde y lo interrogaron ayer en la Jefatura Superior de Policía. La hipótesis de los investigadores es que el detenido, de 19 años, estudiante de Ingeniería, se llevaba mal con Saray González porque esta le reprochaba que hacía demasiado ruido en su vivienda. Ese problema de convivencia no fue puntual, sino que venía de atrás, con discusiones frecuentes entre los jóvenes, según fuentes conocedoras de la investigación.

Está previsto que Alberto M. P. pase a disposición judicial durante el día de hoy, que será interrogado como imputado por el magistrado Javier García García-Sotoca y el fiscal Pedro Gimeno. Las pesquisas policiales se han centrado, desde el principio, en el núcleo más próximo a la víctima por las circunstancias en las que se cometió el crimen.

Saray fue hallada a la entrada de la casa por una compañera de piso. La puerta no estaba forzada y la agresión, con un objeto contundente y de borde afilado, fue directa: recibió más de cuatro golpes en la cabeza y varios cortes en los brazos, posiblemente al taparse la cara para defenderse de las embestidas del homicida.

Tampoco desapareció ningún objeto de la vivienda. Por eso los investigadores pensaron desde el primer momento que Saray González conocía a su agresor, incluso que le abriera la puerta de forma voluntaria y este la golpeara de manera sorpresiva en la cabeza. Alberto M. P. había vivido con su padre en ese mismo piso y, al ser las dos casas propiedad de su familia, es probable que conservara una llave de la vivienda. Los investigadores creen que pudo usar esa llave para dejar la puerta cerrada y salir luego por el patio de luces.

El arma homicida no ha sido encontrada en el escenario del crimen, lo cual indica que el presunto asesino la llevaba encima con la finalidad de perpetrar el crimen; después se deshizo de ella. Las lesiones revelan que la joven fue agredida con el borde de un objeto similar a la hoja de un sacho. Fueron tan graves que Saray, de 27 años, murió casi en el acto, según confirmó la directora del Instituto de Medicina Legal de Las Palmas, María José Meilán.

La carpintería de Arenales

El cuerpo sin vida de la estudiante palmera, que cursaba Relaciones Laborales en la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC), fue hallado por una compañera de piso sobre las 17.00 horas y esta, con la ayuda del vecino de abajo, llamó al Centro Coordinador de Emergencias y Seguridad del Gobierno de Canarias. Esa es la persona que finalmente ha sido arrestada por la Brigada de Homicidios de la Policía Judicial en Las Palmas como presunto autor del asesinato.

Al día siguiente del crimen, el padre de Alberto relató a los medios de comunicación que Saray era una muchacha tranquila, incluso negó de manera expresa que existieran problemas de convivencia en el bloque de viviendas.

Se trata de dos pisos en el barrio de Arenales que siempre han pertenecido a la misma familia, con un local que ahora está cerrado y que antes funcionaba como carpintería. Saray tenía la vivienda alquilada a la tía de Alberto M.

El magistrado Javier García-Sotoca mantiene el secreto de las actuaciones, aunque es posible que lo levante hoy, tras el interrogatorio judicial y las medidas preventivas que se adopten.

Publicado en Noticias
Etiquetado como
Miércoles, 11 Noviembre 2015 12:36

Fallece el exconcejal Antonio Betancor

La Provincia.

Si se pregunta a quienes conocieron a Antonio Betancor León, hay dos calificativos que se repiten constantemente: "Luchador y bondadoso". Empresario ligado al sector del metal y las reparaciones navales en el Puerto de La Luz, a finales de los años 80 del pasado siglo dio el salto a la política y llegó a ser concejal en dos mandatos, con José Vicente León y Emilio Mayoral como alcaldes. Ayer falleció a los 84 años, dejando un recuerdo cariñoso entre sus familiares y amigos, que lo despedirán hoy, a las 11.00 horas, en el Tanatorio de San Miguel, para ser conducido al Cementerio del Puerto, donde se le dará el último adiós.

Vicente Marrero, compañero de Betancor en la Federación Provincial de la Pequeña y Mediana Empresa del Metal y las Nuevas Tecnologías (Femepa) y en la Asociación de Reparaciones Navales de Las Palmas, se mostraba ayer muy apenado por la noticia. "Ha sido un referente en el movimiento empresarial y en el Puerto, sobre todo en el ámbito de las reparaciones navales, pero también es una pérdida muy dura para mí, porque ha sido un espejo en el que fijarme... Siempre he intentado imitarle", reconocía ayer actual presidente de Femepa, que conoció a Betancor en 1987, en su taller familiar, que era una de las contratas más importantes de Astican.

De este hombre afable, fundador de la Federación del Metal en 1977, también destacan su capacidad de trabajo y la "eficiencia y valentía" con la que enfrentaba la tarea que tuviese entre manos. Marrero hacía ayer memoria y elegía un momento crucial en la historia de La Luz en el que su amigo tuvo un papel decisivo. "Había una competencia desleal de talleres clandestinos, sobre todo orientales, y él logró poner en orden y regular el asunto hablando con las administraciones públicas, que pusieron coto a aquella práctica ilegal. Eso fue un beneficio para todos", agregaba el actual presidente de Femepa, con un tono entristecido. "Era un buen profesional y muy buena persona... Le dedicaba tiempo a estar con sus amigos".

De su papel en el ámbito empresarial también hablaba el secretario de Femepa, Juan Carlos Betancor, que recordó que "fue uno de los grandes artífices de la paz social" de la que ha disfrutado el sector de las reparaciones navales desde las grandes huelgas que se sucedieron en 1977.

Pero aunque conocía ese mundo desde pequeño, quiso pasar a la vida pública y ejerció como concejal de Las Palmas de Gran Canaria durante dos mandatos, entre 1987 y 1990, con José Vicente León (CDS) como alcalde; y entre 1991 y 1995 con Emilio Mayoral (PSOE) al frente del Consistorio, durante el llamado time sharing que acordaron CDS, Alianza Popular (actual PP) e ICAN, y que, tras múltiples vicisitudes, terminó con el socialista en la Alcaldía. Betancor León militó en las filas de los populares y llevó distintas áreas de Gobierno como Tráfico o Policía. Sin embargo, destaca su labor en la organización del Carnaval de los años 1988, 1989 y 1990.

José Vicente León definía ayer al que fuera edil bajo su mandato como "una persona resolutiva. Se notaba que había sido directivo de empresa, porque afrontaba los problemas en el momento y no dejaba las cosas para después... Además tenía talento y talante, lo que es muy importante para la buena gestión", concluía León.

"Era un hombre encantador, dialogante, de los que practicaban la antigua política, la cercanía al ciudadano. Era un enamorado de dar servicio a los demás y transmitía un optimismo contagioso... Era muy buen compañero", señalaba ayer compungido Antonio Lorenzo, que coincidió con Betancor León en aquellos años convulsos de la política municipal. "Era una bellísima persona".

Publicado en Noticias
Etiquetado como

La Provincia.

El Ayuntamiento de Las palmas de Gran Canaria iniciará de manera urgente esta semana los trabajos para volver a poner en funcionamiento los ascensores del parque de Las Rehoyas y del puente de Obispo Romo, que se averiaron con las últimas lluvias torrenciales que cayeron sobre la ciudad hace algo más de una semana.

El concejal del distrito de Ciudad Alta, Mario Regidor, confirmó ayer el arreglo después de entrevistarse con los responsables de la empresa adjudicataria del mantenimiento y evaluar junto con los técnicos municipales, el tipo de avería y la disponibilidad presupuestaria para poder afrontar el gasto de la reparación que se eleva a 3.511 euros para los dos elevadores. "Disponemos de dinero procedente del fondo de contingencia para afrontar unos trabajos que comenzarán en pocos días", aseguró Mario Regidor.

Publicado en Noticias
Etiquetado como

La Provincia.

El techo de una vivienda de la calle Tecén de Las Palmas de Gran Canaria se ha derrumbado sin que haya provocado daños personales a nunguno de sus habitantes. La Policía Local y los Bomberos de Las Palmas de Gran Canaria actúan en el inmueble afectado.

Y casi al mismo tiempo, los Bomberoso y la Policía Local procedían a desalojo de un local comercial de la calle Diego Benítez González ante el riesgo de derrumbe.

Publicado en Noticias
Etiquetado como
Página 6 de 6