Mostrando artículos por etiqueta: Energía

LA PROVINCIA
uz que nunca antes se habían registrado en el sistema eléctrico. Este viernes, el precio de la electricidad en el mercado mayorista rozará los 95 euros por megavatio/hora (Mwh). Nunca antes esta referencia había sido tan elevada, ni siquiera en los capítulos de enero de 2017 y septiembre de 2018, cuando la luz también se disparó de forma exponencial elevando la factura de los consumidores.

Los datos de OMIE -el operador eléctrico ibérico- anticipan un viernes en el que encender cualquier aparato eléctrico tendrá un coste muy elevado. Es más, si se hace entre las 11.00 y las 12.00 horas, o entre las 20.00 y las 22.00 horas de mañana, los consumidores llegarán a pagar hasta 114 euros por megavatio/hora. En euros contantes y sonantes implica que su factura se dispara estos días casi un 30% con respecto a lo que costaba encender la luz hace apenas una semana, cuando comenzaba el año 2021.

En concreto, el precio de la luz del consumidor que tenga contratada la tarifa regulada (PVPC, según consta en las facturas) se ha elevado un 27% en este arranque de 2021, alcanzando los 16,8 céntimos por kilovatio hora (kWh), frente a los 13,24 céntimos del mismo periodo de 2020. De esta forma, si se mantuvieran estos precios durante todo el mes, el recibo final medio superaría los 80 euros, frente a los 67 euros de hace un año y los poco más de 60 euros de diciembre, según la calculadora de precios de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

Este incremento en el precio de la luz coincide con la ola de frío que asola prácticamente a toda la Península Ibérica por la borrasca 'Filomena'. Es decir, con muchos ciudadanos recluidos en sus casas para abrigarse del frío, y otros tantos con la movilidad restringida en sus comunidades autónomas por las restricciones del coronavirus.

El elevado coste del gas, la baja producción eólica y la alta demanda explican esta vez el repunte. Pero lo que está ocurriendo con los precios eléctricos estos días no supone una novedad. El comportamiento de la cotización de los derivados del gas en los mercados internacionales sostiene buena parte de este ascenso de precios. Fuentes del sector energético apuntan que se están registrando reducciones en el suministro de gas desde Argelia, el principal proveedor de España, muy dependiente del mercado de ese país frente al resto de Europa. Además, la ola de frío en Asia está disparando allí la demanda con record de precios, es más costoso transportar el gas hasta la Península.

Poco ha durado la alegría en los bolsillos de los ciudadanos a la hora de afrontar el recibo de la luz. Después de un 2020 con los precios eléctricos más bajos en 15 años, desde el pasado 1 de enero el precio de la luz se ha disparado a costes que no se veían desde septiembre de 2018. Y lo seguirá haciendo en los próximos días. Precisamente en medio de un temporal de invierno meteorológicamente extremo, con temperaturas bajo mínimos, el uso masivo de los aparatos de calefacción en las casas y cada vez más familias aisladas por las medidas restrictivas que vuelven a aplicar las comunidades autónomas para contener la propagación del coronavirus.

Este jueves, primer día hábil después de la festividad de Reyes, el precio medio de la electricidad se situará en los 89 euros por megavatio/hora (Mwh). Supone un 100% más que cuando comenzó el año. A medida que han transcurrido estas primeras jornadas, los costes se han ido incrementando exponencialmente. Esta misma noche, en torno a las 20.00 horas, superará la barrera de los 100 euros/Mwh, una referencia que no se veía desde hace más de dos años.

En otros meses de enero, como el de 2017, los costes de la luz alcanzaron récord, también en medio de un fuerte temporal invernal. Entonces, el Gobierno de Mariano Rajoy puso en marcha la reforma del bono social y un sistema nuevo en los precios del gas. El último capítulo similar se registró tras el verano de 2018, ya con Pedro Sánchez en La Moncloa. En septiembre de ese año, la luz subió como la espuma por el repunte del precio del petróleo y la mínima aportación de energías renovables por falta de lluvia y viento en la Península. También la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, impulsó la suspensión temporal de varios impuestos, así como otras medidas para contener las subidas.

Vinculado a la tarifa regulada
Todas estas cifras tienen su impacto directo en la factura de la luz, aunque no en los recibos de todos los consumidores ni en la misma proporción. Quienes se verán directamente afectados serán aquellos hogares que tengan contratada la tarifa regulada (Precio de Venta al Pequeño Consumidor -PVPC-). Son aproximadamente un 40% de los hogares de los más de 26 millones de suministros que hay en España.

En estos casos, el precio que pagan por cada kilovatio/hora (kwh) depende de la evolución del coste eléctrico en el mercado mayorista. Así, cuando esos precios bajan, su factura es inferior. Y viceversa. En épocas como la actual, su recibo se incrementa. En el caso de las tarifas libres, se paga el mismo precio todo el año, suban o bajen los costes.

Otra característica de esta tarifa es que varía en función de cada tramo del día. Entre las 20.00 y las 23.00 horas es el segmento más caro. Por el contrario, a primera hora de la mañana y a mediodía es el más barato para poder aprovechar un uso intensivo de electrodomésticos.

El coste de la electricidad ha sido en 2020 el más bajo de los 15 últimos años, en este caso también por la crisis del coronavirus. El precio medio de la luz en el mercado mayorista (donde las productoras negocian diariamente) se situó en los 34 euros/Mwh. Fue un 30% inferior a los casi 48 euros/Mwh de 2019. Hay que remontarse a 2004 para encontrar una referencia más baja que la del año pasado, con los 27,9 euros/Mwh de aquel año.

Publicado en Noticias
Etiquetado como