Jueves, 23 Julio 2015 21:22

El Rey recalca a Mas que respetar la ley es "exigencia ineludible"

Canarias 7.

El Rey Felipe VI ha asegurado este jueves ante el presidente catalán, Artur Mas, que la Constitución ha dado "una de las etapas más largas de estabilidad y progreso" a España y ha recordado la obligación de todas las instituciones del Estado de "respetar la ley" para una "convivencia en paz y libertad".

El monarca ha presidido este jueves en Barcelona el acto de entrega de despachos a los 35 nuevos jueces de la 65 promoción de la Escuela Judicial, a los que se ha dirigido subrayando su "obligación de preservar" el Estado social y democrático de derecho que consagra la Constitución.

En ese sentido, ha insistido en que "para el poder judicial, como para el resto de instituciones del Estado, el respeto a la ley nunca ha sido ni es un mero trámite, una mera formalidad, una alternativa".

"En su raíz más profunda, respetar la ley es la fuente de legitimidad y la exigencia ineludible para una convivencia democrática en paz y libertad", ha añadido Felipe VI, en la primera ocasión que preside como Rey el acto de entrega de despachos a los nuevos jueces.

El monarca, que ha compartido la mesa presidencial con Artur Mas sentado a su izquierda, ha afirmado que la Constitución establece que "España se constituye en un Estado social y democrático de derecho que propugna la justicia, la igualdad y el pluralismo político, como uno de los valores superiores de nuestro ordenamiento jurídico".

En ese sentido, Felipe VI ha destacado que "su conquista ha sido una aspiración larga y legítimamente sentida y deseada por todos", por lo que, en su opinión, "su plena vigencia es imprescindible para el funcionamiento de nuestra comunidad política y para nuestro desarrollo económico y social".

"Porque, a través del Estado de derecho, los ciudadanos encuentran la garantía de sus libertades ante los poderes públicos. Porque los poderes públicos, de esa manera, se ven sometidos al imperio de la ley y, respetándola, garantizan el ordenado funcionamiento del Estado", ha aseverado el Rey.

Felipe VI ha dicho a los jueces que tienen "la gran responsabilidad de velar por la observancia del Estado de derecho", una responsabilidad que, ha precisado, comparten "con otras instituciones, cada una dentro de sus respectivas competencias".

Para el jefe del Estado, "formar parte de esas instituciones en un inmenso privilegio, pero también comporta un gran deber, el del compromiso cívico y moral con los ciudadanos y con nuestro país".

Felipe VI ha sostenido que "sin justicia, y sin una justicia independiente, no existiría verdaderamente el concepto de una comunidad política democrática", por lo que ha señalado a los nuevos jueces que tendrán la responsabilidad de "participar en una tarea que es esencial para la convivencia pacífica de los ciudadanos".

Durante la entrega de despachos, el Rey y Artur Mas se han cruzado algún breve comentario y, poco después, han intercambiado unas palabras en el aperitivo posterior a la ceremonia, junto al presidente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y del Tribunal Supremo (TS), Carlos Lesmes.

Precisamente, durante su discurso en la ceremonia de entrega de despachos, Lesmes ha emplazado a los nuevos 35 jueces a comprometerse con el respeto de la Ley y les ha recordado que el papel del poder judicial es "custodiar" la Constitución y el ordenamiento jurídico.

Junto al Rey, Artur Mas y Lesmes han participado en el acto de entrega de despachos a los nuevos jueces el ministro de Justicia, Rafael CatalÓ, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), Miguel Ángel Gimeno.

La mesa presidencial también la compartían la fiscal general del Estado, Consuelo Madrigal, la delegada del Gobierno en Cataluña, Llanos de Luna, y la directora de la Escuela Judicial de Barcelona, Gema Espinosa.

En una conversación informal con la prensa cuando se disponía a abandonar el acto, el presidente catalán, Artur Mas, ha advertido a los periodistas de que no pensaba dar cuenta de sus conversaciones con el Rey, pero ha admitido que ha estado charlando con el monarca sobre la Escuela Judicial de Barcelona.

Ante la insistencia de los periodistas para que reaccionara al discurso del monarca, el presidente de la Generalitat le ha restado importancia y se ha limitado a contestar: "No nos hemos saltado la ley".

Deja un comentario