Miércoles, 07 Abril 2021 21:44

La capital es la gran ciudad española que más tarda en pagar sus facturas

CANARIAS 7
Los proveedores del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria son los que más tardan en cobrar en las nueve grandes ciudades españolas. De acuerdo con la información facilitada por el Ministerio de Hacienda, el periodo medio de pago es de 122 días en nuestra ciudad. Se trata de una cifra considerable si se compara con las urbes más pobladas de España: en Madrid se tarda veintinueve días en abonar una factura; en Barcelona, solo once; en Sevilla, 34 días; en Valencia, 41; en Zaragoza, 35; en Palma de Mallorca, 31; en Murcia, 36; y en Málaga, treinta.

Cualquier empresa que trabaja para el Consistorio palmense sabe, si tiene experiencia, que su factura se demorará algo más de cuatro meses. Si este mismo proveedor trabajara en Madrid, cobraría en solo un mes; y si lo hiciera en Barcelona, apenas tendría que esperar una semana y media, aproximadamente.

La demora media en los municipios españoles es de 73 días, lo que configura un plazo un 67% más corto que en Las Palmas de Gran Canaria.

Pero nuestra ciudad ni siquiera aguanta la comparación con municipios más pequeños. De hecho, la capital grancanaria es la novena ciudad española en cuanto al periodo medio de pago más largo. Así, solo se ve superada por Jaén (646 días), Parla (444), Jerez de La Frontera (398), Telde (261), Badalona (194), El Puerto de Santa María (155), Vélez-Málaga (132) y Granada (130).

Zamora, con solo ocho días, y en Canarias, Agüimes, con quince días, son ejemplos a seguir.

Solo se pagó un 23%
Estas cifras demuestran que la administración local de Las Palmas de Gran Canaria no es ágil en la tramitación de sus facturas. De acuerdo con los datos de Hacienda, el Ayuntamiento solo pagó un 23% de sus obligaciones. Así, abonó 7,88 millones de euros, pero tiene pendiente de pago casi veintiséis millones de euros.

De nuevo, la comparación con las otras grandes ciudades es lacerante. En Madrid se saldó el 63% de las deudas; en Barcelona, el 85%; en Sevilla, el 46%; en Valencia, el 71%; en Zaragoza, el 44%; en Palma de Mallorca, el 50%; en Murcia, el 70%; y en Málaga, el 60%.

Los centros gestores municipales que presentan mayores problemas son el Museo Néstor y la Sociedad Municipal de Gestión Urbanística (Geursa). El primero tardaba en enero 1.403 días en pagar; y el segundo, 274 días. Con estos datos, se malogró el periodo medio de pago general, pues el del Ayuntamiento -individualmente considerado- es 30 días, el de Promoción Ciudad de Las Palmas de Gran Canaria y el Instituto Municipal de Deportes es de dieciséis días; y el del Instituto Municipal de Empleo y Formación, 45 días.

En el último informe de morosidad, el referido al último cuatrimestre del año 2020, se refleja que se pagó en ese periodo 38,92 millones de euros. De esta cantidad, 23,76 millones de euros -correspondientes a 4.163 facturas- se hicieron dentro del periodo legal de pago, mientras que otros 15,26 millones de euros, relativos a 1.685 facturas, se hicieron fuera de ese plazo legal.

Sin embargo, ya se acumulaban otros 53,7 millones de euros pendientes de pago al finalizar ese año. Había 2.101 operaciones que estaban todavía dentro del periodo legal de abono, por un montante de 32,4 millones de euros, y otras 3.006 facturas por valor de 21,3 millones que ya estaban fuera del periodo legal de pago y que empujaban al Ayuntamiento a una situación de morosidad legal.

Este periódico intentó conocer sin éxito una explicación a estos hechos por parte del grupo municipal de gobierno.

Por su parte, el viceportavoz del Partido Popular en el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, Ángel Sabroso, sí se pronunció para señalar como un «vergonzante honor» el retraso en el pago de las facturas. «Tras cada impago de una factura hay sobrecostes, intereses bancarios, retrasos en otros pagos, falta de liquidez, imposibilidad de crecer y, lo que es peor, destrucción de empleo por imposibilidad de mantener puestos de trabajo», denunció el edil.

Deja un comentario