Jueves, 25 Marzo 2021 21:26

Sanidad propone cerrar el interior de la hostelería

CANARIAS 7
El Ministerio de Sanidad no tira la toalla en su intento de dar una nueva vuelta de tuerca a las restricciones para tratar de frenar la cuarta ola de la pandemia. Y de nuevo, el departamento que dirige Carolina Darias pone el foco en los bares y restaurantes, como supuesto foco de contagio. La Comisión de Salud Pública debate un documento que tiene intención de presentar en breve al Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud en el que propone que las comunidades estén obligadas automáticamente a decretar el cierre del interior de todos los locales de hostelería cuando sus territorios superen el nivel 3 de incidencia acumulada, o sea los 150 casos cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días.

Además de la «supresión del servicio en zonas interiores de los establecimientos» de hostelería, se limitarán las reuniones (tanto en público como en privado) a un máximo de 6 personas (4 si no son convivientes) a partir de ese listón de 150 de incidencia acumulada, de acuerdo con el texto de 28 páginas de Sanidad.

De entrar en vigor las recomendaciones de Sanidad, las terrazas de los locales sí que podría seguir abiertas, ya que los expertos proponen mantener la actividad exterior de bares y restaurantes siempre y cuando la incidencia no supere los 500 casos por cada 100.000 habitantes, más del doble de contagios que marca el listón de la zona de «riesgo extremo». Si se traspasa el medio millar de incidencia el gobierno autonómico deberá decretar el cierre total de los establecimientos, permitiéndose solo el servicio de recogida y entrega para consumo a domicilio.

Cuarta ola
La comisión ha presentado a debate esta propuesta que en realidad fue aprobada el pasado 26 de febrero por la Ponencia de Alertas y Planes de Preparación y Respuesta, que la dejó momentáneamente en un cajón a la espera de ver cómo evolucionaba la pandemia y la posibilidad de que se desatara una cuarta ola, que todos los expertos ya dan casi por inevitable a pesar del inicio de la vacunación.

Estas nuevas restricciones difícilmente podrían entrar en vigor antes de Semana Santa por falta de tiempo, según reconocen en Sanidad, que no obstante no lo descartan del todo. Así las cosas, en las vacaciones que están a punto de empezar solo se impondría como gran restricción el confinamiento autonómico aprobado por el Interterritorial el pasado 10 de marzo, después de que la propia Darias sondeara, con poco éxito, a las comunidades durante los últimos días sobre la posibilidad de cerrar la hostelería a las 20 horas durante la Pascua. Una posibilidad que ha sido rechazada de forma informal por buena parte de las autonomías, por lo que no llegó a plantearse de manera oficial en el consejo.

En la situación actual, y si prospera el cierre de interiores a partir de 150 de incidencia, siete territorios se quedarían sin hostelería bajo techo: Madrid, Cataluña, Asturias, País Vasco, Navarra, Ceuta y Melilla.

Hasta ahora, la recomendación de Sanidad es que pasando de la zona de riego alto (150) se cierren totalmente los espacios interiores de bares y restaurantes. Sin embargo, han sido pocas las comunidades que han optado por medidas tan extremas, decantándose más por el recorte de aforo de los establecimientos.

El departamento que dirige Carolina Darias pretende que el aval mayoritario en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, como ocurrió con la orden del cierre perimetral de las comunidades peninsulares esta Semana Santa, sea de «obligado cumplimiento» para todas las autonomías, una vez se publique en el BOE. En Moncloa sostienen que así se forzaría a «homogeneizar criterios» y evitar que comunidades como Madrid, con las incidencia más alta, mantenga abierta la hostelería con muchas menos restricciones que en otros lugares, lo que ha provocado no pocos dolores de cabeza a los gobiernos autonómicos que sí han cerrados bares y que han visto cómo sus hosteleros se sentían agraviados frente a sus colegas de Madrid.

Deja un comentario