Martes, 24 Noviembre 2020 16:46

Perpetuar inmigrantes en los hoteles acabará con el destino

CANARIAS 7
La patronal de Las Palmas ha alertado este martes de lo «extremadamente duro» que será el ejercicio económico de 2021 en Canarias, dada la situación crítica que reflejan sus principales indicadores, y de que perpetuar la ocupación de hoteles con inmigrantes «acabará con el destino turístico».

Así lo han advertido el presidente y el secretario general de la Confederación Canaria de Empresarios (CCE), Agustín Manrique de Lara y José Cristóbal García, en una rueda de prensa donde han analizado el impacto económico de la covid-19 en las islas y han urgido a «liberar» los espacios turísticos que el Estado utiliza desde hace dos meses para acoger a inmigrantes, al estimar que esta situación no contribuye a la reactivación que precisa el principal motor de la región.

«Si no hay turismo, no habrá cómo pagar la sanidad y la educación y no será viable la vida en Canarias, tendríamos que emigrar todos», ha aseverado Manrique de Lara, mientras que García ha preguntado que «dónde están los parlamentarios canarios del PSOE» en el Congreso y el Senado pidiendo al Gobierno que responda a las peticiones que ha hecho el presidente regional, Ángel Víctor Torres, ante la crisis sanitaria, económica y migratoria que afecta al archipiélago.

José Cristóbal García ha resaltado que «hace poco se debatía» en Canarias sobre la necesidad de separar el uso turístico del residencial en núcleos alojativos que quedaron vacíos por el cierre de actividad impuesto por la covid-19 y que ahora se ocupan, en parte, para dar cobijo a miles de inmigrantes llegados en pateras y cayucos a las islas, sobre todo a Gran Canaria.

En un año en el que, según ha expuesto, Canarias ha perdido casi 12 millones de turistas y 11.000 millones de euros en términos de PIB y que puede cerrarse, si no se pone en marcha el plan de reactivación pactado con el Gobierno regional, con una tasa de paro que «supere con creces» el 30 por ciento de la población activa, las repercusiones de esta emergencia humanitaria añadida «acabará con este destino turístico».

«¿Así es como queremos reactivar la economía de Canarias?», se ha preguntado García, quien ha reprochado a quien debe darlas, el Gobierno de España, que no haya estado a la altura de las urgencias que plantea en Canarias este repunte migratorio.

Preguntado por las críticas que reciben los hosteleros que en su momento se prestaron a abrir sus alojamientos cerrados para acoger a inmigrantes, a cambio de una contraprestación económica estatal, y que ahora, cuando podrían comenzar a llegar a las islas los turistas europeos que protagonizan la temporada de invierno, claman por su desalojo, Manrique de Lara ha recalcado que «nunca podrá criticar a empresarios que han puesto a disposición todo lo que tenían».

Aunque ha admitido que esos empresarios han recibido ayudas por albergar a inmigrantes africanos cuya alternativa hubiera sido permanecer durante semanas en el muelle de Arguineguín, como les ha pasado a muchos de los 19.000 que han llegado en lo que va de año a las islas, Manrique de Lara ha estimado que estos ofrecimientos han propiciado «un ahorro de fondos» a las arcas públicas.

Los dirigentes de la CCE han insistido en la necesidad de que el Estado libere estos espacios y muestre una mayor sensibilidad hacia los problemas que afectan a Canarias, sobre todo a los que son de su competencia, al tiempo que han reafirmado su compromiso de «hacer fuerte» a Ángel Víctor Torres en todas sus demandas ante Madrid, entre las que hacen especial hincapié en la necesidad de prorrogar los ERTE hasta diciembre de 2021, como ha decretado Alemania, y la de contar con un año más para materializar las inversiones con cargo a la RIC.

Deja un comentario