Viernes, 20 Noviembre 2020 16:42

El Ayuntamiento asume la deuda de Ralons en guarderías

CANARIAS 7
El Ayuntamiento pagará la deuda que la empresa Ralons School mantenía con la Seguridad Social por las cuotas impagadas de los empleados que prestaban servicio en la contrata de gestión del servicio público de las escuelas de educación infantil. El Consistorio asumirá de este modo el importe de 842.04739 euros, correspondiente al periodo comprendido entre el 1 de julio de 2019 y el 21 de abril de 2020.

Una resolución firmada por el alcalde de la ciudad, Augusto Hidalgo, el martes pasado, ordena que se asuma, y no se recurra, el dictado de la Tesorería de la Seguridad Social donde se hacía responsable al Ayuntamiento de las deudas que tenía la empresa Ralons School.

 

El alcalde justifica la decisión «en aras de que las escuelas infantiles sigan estando en funcionamiento y permitir estar al corriendo de la Seguridad Social».

Reclamar el dinero
La decisión del regidor socialista no significa, sin embargo, que la ciudad pierda ese dinero. De hecho, el Ayuntamiento ha iniciado ya los trámites para hacer efectiva la garantía definitiva que supone el seguro de caución que firmó Ralons School con la aseguradora Millenium por un importe de 2,34 millones de euros.

Con ello, y dependiendo del ritmo de tramitación del expediente, en unos meses el Consistorio podría recuperar el dinero que ahora va a desembolsar.

El Consistorio capitalino encargó a Ralons Servicios la gestión de las guarderías municipales en 2010. Cuatro años después, la Junta de Gobierno de la Ciudad autorizó la cesión del contrato a la empresa Ralons School a partir de 2015. En aquel momento, el gobierno acordó devolver la garantía definitiva a Ralons Servicios.

Dos meses antes, Ralons School había firmado su propia garantía definitiva por valor de 2,34 millones de euros.

En el último año, la gestión de las escuelas infantiles municipales se ha visto salpicada por un largo conflicto que se materializó en forma de paros y concentraciones de los trabajadores ante los retrasos en el pago de sus salarios por parte de la concesionaria del servicio. A ello se sumó el problema de la falta de suministro de materiales también por impagos a los proveedores.

El Gobierno de Canarias negó una subvención a las guarderías públicas para fomentar la escolarización temprana y contribuir a los gastos de las familias porque la empresa no se hallaba al corriente en el cumplimiento de las obligaciones frente a la Seguridad Social.

El pasado 16 de marzo, la Junta de Gobierno aprobó la cesión del contrato de guarderías a Trasa Europa Servicios y Gestión.

El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria tiene 1.250 plazas en sus once escuelas municipales infantiles.

Deja un comentario