Viernes, 20 Noviembre 2020 16:40

No a los traslados a la Península

CANARIAS 7
El ministro español del Interior, Fernando Grande-Marlaska, explicó hoy que su Gobierno quiere evitar que las Islas Canarias, que sufren una gran presión migratoria este año, y particularmente este mes, se conviertan en la «vía de entrada irregular en Europa».

El ministro hizo estas declaraciones en Rabat, adonde se trasladó por séptima vez desde su nombramiento en un viaje interpretado como un intento de mayor cooperación del Gobierno marroquí para reforzar las repatriaciones de sus nacionales, dado que son más de la mitad de los migrantes llegados irregularmente a Canarias.

Marlaska respondía a una pregunta sobre los eventuales traslados a la península de migrantes varados en Canarias -han llegado 18.348 este año, de ellos la mitad en el último mes-, y dijo: «Cuando se habla de traslado a la península (digo): Hay que luchar contra la emigración irregular, y evitar que se establezcan vías de entrada irregular a Europa».

A continuación quiso aclarar que «las políticas migratorias son del conjunto de la UE, y no solo de España».

El traslado de los inmigrantes hacia la península ha sido solicitado repetidamente por el gobierno canario, pero también por Unidas Podemos, socios del Gobierno español de Pedro Sánchez.

Marlaska insistió en varias ocasiones en que «la política migratoria es integral», e incluye colaborar con los países de origen y tránsito de los emigrantes, luchar contra las mafias y devolver a los irregulares a sus países.

Del mismo modo, insistió en que las personas con derecho a protección o situación muy vulnerable tendrían un trato preferencial, pero no la totalidad de los que llegan irregularmente.

SILENCIO SOBRE LAS REPATRIACIONES

En cuanto al objetivo de su viaje, Marlaska no reveló si hubo acuerdo con Marruecos en busca de un mecanismo de repatriación de inmigrantes desde Canarias, pese a ser preguntado en varias ocasiones tras su entrevista con su homólogo marroquí, Abdeluafi Laftit.

El ministro alabó la cooperación de Marruecos en materia migratoria, y circunscribió la reunión de hoy como una forma de «adaptar nuestra política a la circunstancia concreta de la pandemia», pues, según él, la pandemia trastocó la realidad tanto de los flujos migratorios como de la lucha por combatirlos.

Recordó en varias ocasiones que gracias a la colaboración bilateral entre Marruecos y España, los flujos migratorios cayeron en un 50 % entre 2018 y 2019, pero con la pandemia todo cambió.

Preguntado sobre si la reunión había quedado en mera expresión de «buenas intenciones» por parte de Marruecos, respondió: «Tenemos buenas intenciones y tomamos medidas complementarias», que no concretó, porque la política migratoria «no es coyuntural, sino estructural».

En el año en curso, se han registrado 18.348 llegadas irregulares de migrantes a las costas de Canarias, la mitad de ellas en el último mes, siendo casi todos ellos marroquíes en este periodo.

Las repatriaciones de marroquíes en situación irregular no han sido nunca un mecanismo fluido, pero antes de la pandemia funcionaban «por barco, avión y tierra», según dijeron a Efe fuentes conocedoras del proceso.

Pero ni España ni Marruecos han ofrecido nunca cifras totales sobre esas repatriaciones.

Marlaska dijo hoy que la pandemia del coronavirus «ha tenido una incidencia que nadie podía pensar, y si lo vemos en Europa en el ámbito socioeconómico, podemos entender su impacto en África», lo que según él explica la explosión migratoria.

El viaje de Marlaska coincide con un momento de gran tensión en el Sáhara Occidental, de cuyas costas sale precisamente una gran parte de la emigración irregular hacia Canarias, y por ello Marlaska fue preguntado también sobre si el conflicto del Sáhara había figurado en las conversaciones con Laftit.

«No se evocó porque él sabe cuál es nuestra posición en el Gobierno español: una solución pacífica, justa, duradera, mutuamente aceptable y en el marco de la ONU», explicó el ministro español.

Y añadió: «Para España, Marruecos es un país amigo y un socio muy cercano y relevante».

Deja un comentario