Martes, 03 Noviembre 2020 16:51

La derivación es la única salida a la inmigración

CANARIAS 7
Román Rodríguez compareció a petición del grupo Nacionalista para hablar de las gestiones realizadas ante la UE para contener los flujos migratorios desde la cornisa nororiental africana, e insistió en que, al igual que ocurrió en las dos crisis anteriores, la única respuesta es la derivación, ya que debido a la pandemia ahora no se pueden repatriar.

Explicó que de las 12.000 personas inmigrantes que han llegado a Canarias este año continúan en las islas unos 4.800 adultas que reciben diversas atenciones sanitarias, y 1.403 menores de edad no acompañados, cuya tutela pidió compartir con el resto de España, mientras que el resto han ido adonde querían ir.

Román Rodríguez comentó que hace unos días estuvo cuatro horas con 90 inmigrantes que están en un polideportivo y en ese periodo no se ha producido ni un incidente entre ellos ni con el personal de Cruz Roja, y añadió que lo que quieren esos chicos es circular hacia Europa, en especial a Francia, ya que proceden de países francófonos.

El vicepresidente también se refirió a que se habla de que unas 450 personas han fallecido este año en su intento por llegar a Canarias, y pidió que se esté al lado de los inmigrante y no se sumen a la demagogia, para agregar que «ningún» presidente de USA ha parado los movimientos migratorios hacia ese país.

Y eso es así porque «no hay muros para frenar el derecho de la gente a mejorar»

Durante su intervención recordó que las migraciones son consustanciales a la historia de la Humanidad y señaló que, según los expertos, el XXI será su siglo porque a los problemas de épocas anteriores se suma el cambio climático.

En cuanto a las crisis que se han producido en Canarias por inmigración irregular apuntó que la primera se produjo en el periodo 1999-2003, cuando él era presidente de la comunidad autónoma y llegaron a las islas 28.000 personas, en un momento en el que no había cooperación, ni tampoco salvamento ni atención.

La sociedad canaria reacción de forma solidaria, «como siempre», y se puso en marcha el foro canario de inmigración, además de dialogar con el Gobierno español y llevar al consejo europeo un debate sobre contenidos migratorios.

También se aprobó el plan canario sobre la inmigración, que contenía un análisis de la situación, así como medidas para responder y se logró un acuerdo con los medios de comunicación para tratar de forma responsable el fenómeno migratorio.

La segunda crisis fue en el periodo 2004-2008, cuando llegaron a las islas 85.000 personas, y en ese tiempo comenzó a desplegarse el SIVE, además de producirse una respuesta «intensa» de las autoridades españolas.

La tercera crisis es menos relevante en cantidad, y han llegado a las islas unas 12.000 personas, pero, indicó Román Rodríguez, las autoridades españolas y europeas no han aprendido y «no acaban de comprender» lo que significa ser frontera del sur de Europa.

Y se refirió a la próxima visita a Canarias , prevista para el 6 de noviembre, de la comisaria europea de Interior, Ilva Johansson, y el ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, de la que espera que sirva para que comprendan y respondan al fenómeno migratorio.

El diputado del grupo Nacionalista (CC-PNC-AHI) Juan Manuel García Ramos se refirió al pacto europeo por la inmigración y el asilo, al que Román Rodríguez tiene «poca confianza», y denunció que tanto Europa como España carecen de política migratoria.

Juan Manuel García Ramos denunció la falta de solidaridad, declaró que en los países de los que proceden los inmigrantes no hay desarrollo y opinó que si Canarias fuese un país independiente no llegarían pero lo hacen porque el archipiélago es un paso hacia Europa.

El diputado del grupo Nacionalista cree que los 70.000 millones de euros en ayudas a los países de origen de la inmigración, de lo que se habla en el pacto de inmigración y asilo, es poco dinero.

Todos los grupos parlamentarios criticaron la falta de política migratoria de España y de la UE, y en especial el diputado del grupo Popular Juan Manuel García Casañas, quien dijo que el ejecutivo canario tendrán algo de responsabilidad.

Juan Manuel García Casañas criticó asimismo que a su juicio el vicepresidente alardease en la comisión de su experiencia en materia de inmigración cuando fue presidente del gobierno canario, y afirmó que los «verdaderos artífices» con las mafias, a las que, en su opinión ayuda la pasividad de España y de Canarias.

Deja un comentario