Lunes, 21 Septiembre 2020 17:53

Calviño aboga por extender los ERTE

CANARIAS 7
La vicepresidenta económica del Gobierno, Nadia Calviño, ha aclarado que el futuro de los ERTE (Expedientes de Regulación Temporal de Empleo) debería pasar por cubrir a las empresas «que realmente lo necesitan, que no puedan reactivarse o no puedan abrir». Con ello, ha descartado que el sistema de protección se extienda a partir del 30 de septiembre «a todo un sector» económico, como plantean los agentes sociales, e incluso se mantengan en términos generales activos.

Calviño ha expresado esta idea en una entrevista en TVE en la que ha indicado que el Ejecutivo quiere «asegurarse de que con los ERTE se cubre a las empresas» que verdaderamente se encuentren en dificultades por la situación económica que viven. Es decir, en función de términos como la caída de la facturación y otras variables, frente a que los ERTE abarquen un sector completo -por ejemplo, la hostelería- independientemente de que unos bares vayan mejor que otros.

En cualquier caso, es el Ministerio de Trabajo el que se encuentra negociando con la patronal y los sindicatos el futuro de este sistema de protección, puesto en marcha en marzo con el estado de alarma, y que expira a finales de mes. Calviño ha recordado que el sistema ha servido para proteger masivamente el empleo, que de los más de tres millones de beneficiados quedna unos 750.000, y que cada día salen de los ERTE entre 4.000 y 5.000 trabajadores.

La titular de Economía también se ha referido a la negociación de los próximos Presupuestos Generales del Estado y a algunas de las medidas fiscales que podría incluir el proyecto de cuentas públicas. Calviño ha pasado por encima de una subida de impuestos, y en concreto sobre el alza de Patrimonio, como defiende Unidas Podemos, para gravar más a los ciudadanos con mayor poder adquisitivo. «No hay ninguna decisión tomada», ha indicado, aunque a continuación ha aclarado que España necesita unos Presupuestos «que acompañen en la recuperación económica y de empleo». Por ello, sí ha reconocido que «puede haber ajustes en algunas bonificaciones fiscales que no estén cumpliendo con lo deseable», si esa medida no afecta a la recuperación. En el objetivo de muchos analistas se encuentra la desgravación por aportaciones a planes de pensiones, una de las más cuestionadas en los últimos meses.

También ha defendido la integración de Bankia en CaixaBank, anunciada oficialmente el pasado viernes por ambas entidades financieras. Calviño considera que es la mejor de las opciones posibles para «maximizar» la recuperación de las ayudas que el Estado inyectó en Bankia en 2012, por más de 22.000 millones de euros. «Nuestro análisis es que las perspectivas del beneficio que generará el nuevo banco sean superiores a cuando Bankia estaba separada de CaixaBank», ha indicado la ministra.

Además, ha recordado que la participación del Estado en el nuevo grupo será de un 16%, «superior a la que estimaban los analistas», y que Bankia se ha revalorizado casi un 40% desde que se anunció el inicio de las negociaciones a principios de septiembre. También se ha referido al futuro de las plantillas apuntando que espera que los ajustes que realice el banco sean pactados con los sindicatos, como CaixaBank y Bankia lo habían hecho hasta ahora, para evitar salidas traumáticas de empleados.

Deja un comentario