Lunes, 13 Julio 2020 16:37

El Ayuntamiento permite que se vuelva a fumar en las playas

CANARIAS 7
El alcalde emite una resolución con la que se fijan las normas de uso de las playas. Entre ellas, se deroga la prohibición de fumar, se recomienda del uso de mascarillas y se permite la colocación del 75% de las hamacas en las áreas autorizadas.
El alcalde de Las Palmas de Gran Canaria, Augusto Hidalgo, emitió el viernes pasado una resolución por la que se fijan las nuevas normas de uso de las playas del municipio. Una de las novedades que aporta la orden municipal es que se suspende la prohibición de fumar en las cinco playas de la ciudad.

El grupo de gobierno había prohibido el consumo de tabaco en la costa durante el confinamiento por la Covid-19 porque entendía que las colillas podían representar un posible foco de contagio. Ahora esta determinación cambia con la resolución municipal. El Ayuntamiento lleva varios años con la intención de erradicar el cigarro del litoral por medio de una nueva ordenanza. Estaba prevista su aprobación en diciembre de 2018 -tras la consulta popular celebrada un año antes-, pero la tramitación de la norma de costas aún no ha salido adelante.

«Llevan tres años anunciando lo de la playa sin humos», criticó el viceportavoz del PP en el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, Ángel Sabroso.

Mascarillas
En la misma resolución se recuerda la prohibición de bañarse en El Confital por la mala calidad de sus aguas y se recomienda a los bañistas que hagan uso del resto del litoral, que porten mascarillas y que no formen aglomeraciones. En este sentido, se aclara que «se podrá prohibir la estancia en zonas específicas de playas, en las piscinas naturales de La Laja, en el solarium de Alcaravaneras, en el área de la playa de La Cícer en Las Canteras o en cualquier otra parte del litoral cuando la densidad de usuarios no posibilite la distancia física necesaria entre personas o grupos de personas».

Desde ahora se retoma también el servicio de baño asistido, mediante cita previa con Cruz Roja, y se obliga a desinfectar los materiales utilizados entre un servicio y otro.

También se amplía la instalación de hamacas en las zonas permitidas. Hasta ahora solo se permitía un 50% de las autorizadas, pero desde el pasado fin de semana se ha elevado este porcentaje hasta el 75%. En este caso, se aconseja a los usuarios llevar sus propias toallas y se obliga a los hamaqueros a desinfectar cada camilla después de que se vaya cada cliente.

Deja un comentario