Viernes, 08 Noviembre 2019 16:16

Denuncian las condiciones de los perros

Canarias7.

Las precarias construcciones en las que se hacinan estos animales se encuentran emplazadas, ilegalmente, sobre suelo público. PACMA ha interpuesto más de una decena de denuncias sobre esta situación y el Gobierno de Canarias no ha tomado ninguna medida.

A pesar de que el confinamiento de animales en las oquedades de los barrancos es una práctica habitual de cazadores y propietarios de explotaciones ganaderas en todo el archipiélago, se trata de una actividad ilegal y claramente dañina para el bienestar de los animales. Los barrancos son suelo público y ningún particular tiene derecho a vedar, cerrar el paso o vallar este bajo ningún concepto. Sin embargo la presidenta de PACMA, Laura Duarte, junto con el equipo del Partido Animalista en la isla, ha documentado decenas de vallados ilegales y cobertizos extremadamente precarios en los que se hacinan perros, cabras y otros animales en condiciones higiénico sanitarias lamentables.

Laura Duarte, presidenta de PACMA y candidata a la Presidencia del Gobierno, ha visitado en esta semana los barrancos de Bollullos y Martiánez, al norte de la isla de Tenerife. Acompañada por Yolanda Morales, coordinadora provincial y también candidata al Congreso, han documentado la terrible situación de abandono y desatención en la que se encuentran los animales encerrados por cazadores y ganaderos en los barrancos de estas localidades al norte de la isla.

Yolanda Morales ha manifestado que PACMA ha denunciado esta situación ante las autoridades insulares en más de una decena de ocasiones. Sin embargo, el Gobierno de Canarias hace oídos sordos y continúa permitiendo que, como se observa en los vídeos publicados por PACMA, haya perros usados para la caza encerrados en pequeños zulos y atados con cadenas que no les permiten la movilidad. PACMA también ha podido documentar cómo uno de los perros se alimenta de un animal muerto sin identificar.

Las denuncias a la Policía Local tampoco tienen ningún efecto. Sin embargo, los cazadores y ganaderos mantienen en condiciones de abandono, inseguridad y malnutrición a muchos de estos animales. «La policía, por lo general, las visita, comprueba que los animales tienen chip y vacunas y emite un informe positivo sin tener en cuenta las condiciones de inmundicia o la titularidad del terreno”, explica Yolanda Morales.

Más allá de la vulneración del espacio público, la situación en la que se encuentran hacinados los animales pone en peligro su propia integridad física y la del resto de los habitantes del entorno de los barrancos. En caso de algún tipo de emergencia o catástrofe, como los incendios o riadas recientes, ni los animales tienen la posibilidad de escapar o refugiarse, ni los equipos de emergencias tienen facilidades de acceso o paso.

Laura Duarte, presidenta de PACMA, declaraba que «la situación terrible de abandono y maltrato que sufren estos animales es responsabilidad no solo de los propietarios de los mismos, sino también del Gobierno Canario, los Cabildos y los ayuntamientos, que no demuestran la más mínima compasión hacia los animales, sino que además permiten la usurpación de un terreno público que pertenece a toda la ciudadanía«.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.