Jueves, 11 Julio 2019 18:06

Un permiso pendiente aplaza el centro de Alzhéimer en el RAM

Canarias7.

Gobierno canario y Cabildo han de autorizar expresamente las instalaciones. Hasta tanto lo hagan, los usuarios del servicio tendrán que ir a los dos establecimientos ya previstos en la capital.

Operación fallida, al menos por ahora. El centro de Alzhéimer no podrá reubicarse este lunes en las instalaciones del antiguo RAM de infantil del colegio León y Castillo, como le había ofrecido el Ayuntamiento a los familiares de los usuarios mientras durasen las obras en la sede de siempre en La Pardilla. ¿Y por qué no puede? Porque precisa de una autorización preceptiva del Cabildo y del Gobierno de Canarias, con una previa inspección de los técnicos, que no solo no se tiene, sino que exige cierta burocracia administrativa y de plazos. Por tanto, el hipotético traslado al exRAM del colegio del casco queda aplazado y los usuarios del servicio tendrán que acudir, como estaba programado, a los dos centros de día que ya el Cabildo había concertado para ellos en la capital, El Palmeral, cerca del Hospital Doctor Negrín, y Asidma en Escaleritas.

Fue el propio alcalde, Héctor Suárez, el que este miércoles asumió la tarea de comunicarle este nuevo contratiempo a los familiares, que ya se habían hecho a la idea de evitar a sus enfermos el trastorno del transporte a Las Palmas de Gran Canaria. En realidad, en los dos centros ya los esperaban desde el martes, pero los hubo que no acudieron a la espera de que cuajara la alternativa que se les había brindado en Telde. Y es que, al problema de esa autorización expresa que debe tener el RAM y que no tiene aún, se le une otro hándicap: el Cabildo ya había abonado las plazas en la capital de los 17 usuarios de Telde para este mes de julio. Es más, según algunos familiares, se les llegó a advertir de que si no acudían a ocuparlas, corrían el riesgo de perderlas.

Así las cosas, desde hoy el recinto habitual de La Pardilla queda cerrado para el inicio de las obras de reforma que promueve el Ayuntamiento. Exigirán una inversión de 53.000 euros que permitirá mejorar su accesibilidad, arreglar las humedades, impermeabilizar la cubierta y acondicionar los aseos, entre otras actuaciones. La previsión oficial de la duración de los trabajos es de tres meses, pero en el Ayuntamiento confían en que ese plazo se acorte. Por tanto, si la autorización para el uso provisional del RAM de León y Castillo, que se quedó libre al acabar este curso, llega antes de que acaben las obras, los usuarios podrían pasar a esas instalaciones. Si no, que es lo más probable, directamente los pacientes volverán a Telde para ubicarse en su sede de siempre en La Pardilla, que son también las dependencias de otro antiguo colegio, el María Suárez de Fiol.

Eso sí, esta alternativa de los dos centros en la capital presenta dos inconvenientes más para los familiares. Tendrán que sufragar el 20% de la plaza por la que hasta ahora, en Telde, no pagaban nada (solo el catering de la comida) y parte del coste del transporte diario a la capital, que hasta ahora estaba subvencionado al 100% y que a partir de hoy les sale por unos 50 euros porque el consistorio les cubre una parte.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.