Lunes, 14 Mayo 2018 20:24

Seis toneladas al día para tapar baches

Canarias 7.

Las Palmas de Gran Canaria añade a sus numerosos problemas de tráfico el estado de sus carreteras, llenas de agujeros. El Ayuntamiento trabaja en nuevo contrato de servicios a Vías y Obras que permita agilizar los trabajos en el asfalto. Las vías del Cabildo dentro de la ciudad son las que peor tiempo de respuesta tienen.

Las Palmas de Gran Canaria cruza agujeros negros en sus carreteras. Los problemas circulatorios que originan grandes atascos en algunas de sus zonas también añaden los baches a su lista de inconvenientes. Un singular mapa de alquitrán agujereado que ocasiona controversia. Colectivos ciudadanos y de vehículos denuncian un abandono por parte del gobierno municipal que este se afana en negar.

Diariamente se utilizan para el bacheo de las carreteras de la ciudad seis toneladas de mezcla asfáltica, que equivalen a 6.000 kilos de mezcla. En unas vías en las que según el Ayuntamiento han visto aumentado la necesidad de intervenir en los últimos tiempos, especialmente, por la mayor incidencia de la lluvia en la isla. Esto en coordinación con el Cabildo de Gran Canaria, responsables de la tutela y el mantenimiento de algunas de las vías con más tránsito en la capital como son el paso deprimido por el Intercambiador de Santa Catalina, que recibe muchas denuncias, el enlace de salida del Centro Comercial Las Arenas hacia la GC-2, la Avenida Marítima y sus ramales, la rotonda de Almatriche y las de La Ballena El Vigía o el Doctor Negrín.

El grupo de gobierno del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria entiende que el mantenimiento de sus carreteras se atiende con toda la diligencia posible, y que en este mantenimiento se cuenta con una serie de imponderables. «Tenemos que atender entre 750 y 800 kilómetros de vía, no tenemos capacidad para estar todos los días en todas las calles. Y aunque hay calles que a lo mejor no sufren un tráfico tan denso como las principales vías, al estar próximas a ellas tienen mucho más tránsito de vehículos. Y por eso las carreteras y las aceras tienen más deterioro», expone Inmaculada Medina, concejal de Vías y Obras del Ayuntamiento.

Además, desde el grupo de gobierno añaden los elementos que a su juicio provocan los constantes socavones a los que se enfrentan los conductores. «Lo que hace que se deteriore tanto el asfalto y ocasiona tantos problemas es la lluvia. Los asfaltos tienen una duración de un tiempo máximo de 10 a 15 años. Pero también tienen mucho que ver con las inclemencias meteorológicas, el paso de los vehículos, y a parte de todo eso las lluvias hacen su papel. Y en los tres últimos años han habido bastantes y numerosas», manifestó.

Vías y Obras expone que muchas veces su capacidad de repuesta se ve mermada porque no han recepcionado algunas obras de Urbanismo o son trabajos de Emalsa en sus canalizaciones.

Desde el Ayuntamiento de Las Palmas aseguran estar preparando un nuevo contrato para el mantenimiento de carreteras, que hará más efectivo el servicio. «Tenemos un contrato dividido en tres lotes, y los dos primeros, como son más pequeños, se los queda la misma empresa. En ellos entra el arreglar las aceras, bachear las carreteras, colocar bolardos o hacer rebajes. Pero en estos contratos no hay obligación de que las empresas lo hagan a motu propio. Todas las cosas que tienen que atender las hacen desde órdenes que les damos desde Vías y Obras», asevera Medina.

La concejal del tripartito, a su vez, añade que «este contrato no tiene nada que ver con los de Limpieza o Parques y Jardines, en los que la empresa adjudicataria está obligada al mantenimiento en plenas condiciones. Aquí se trata de ir trabajando en base a lo que nosotros les requerimos que hagan. Y lo hacemos a través de las denuncias ciudadanas, a través de las aportaciones que nos hacen los distritos, a través de las redes sociales que también juegan un papel importante. Y, por supuesto, por las denuncias de la Policía Local. Que son los que nos hacen llegar todas y cada una de aquellas zonas en las que tenemos que actuar».

Por ello añade que «este contrato está en fase de vencimiento, y se le han acabado las prórrogas. Se está trabajando en el nuevo pliego de condiciones técnicas, que va a ser mucho mejor y más ambicioso que el que se ha hecho hasta ahora que, por cierto, se adjudicó en el año 2011. Las empresas que vayan a optar a este concurso no solo van a tener que conocer toda la ciudad, y las vías que pertenecen al Ayuntamiento, sino que la van a tener que mantener en perfecto estado. Lo haremos de la misma manera que lo hacemos con Parques y Jardines. Que todas aquellas zonas que no estén atendidas, van a tener una sanción».

El actual contrato está dividido en tres lotes de actuación. Dos correspondientes cada uno a 2.099.000 euros y un tercero de 244.000 euros. «Solo nos faltan algunas mediciones y poner los precios, que sean competitivos y estén dentro del mercado. Porque tampoco hay que ir a las rebajas», acota Medina.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.