Lunes, 23 Mayo 2016 17:32

Un héroe llamado Brad Pitt

Canarias 7.

Brad Pitt es un héroe. No solo en las películas. También en la vida real, tal y como demostró anoche en la capital grancanaria, cuando rescató a una jovencísima fans que estaba a punto de ser aplastada junto a una de las vallas que delimitaba el rodaje de Allied, en la esquina de la calle Obispo Codina.

Ya estaba caracterizado como el oficial de inteligencia Max Vatan, cuando Brad Pitt decidió regalar sonrisas y poses a los cientos de fans que durante horas esperaban junto al rodaje de Allied para ver en vivo a su ídolo. Pero el actor se percató de que algo no iba bien. Tendió la mano a una niña que no paraba de llorar. La agarró durante unos segundos que parecieron horas y con la ayuda de su inseparable guardaespaldas la alzó y la introdujo en el set de rodaje.

Lo que parecía un gesto amable del actor, que se ha ganado el corazón de sus seguidores isleño, escondía una de esas historias heroicas que pueblan las películas que suele protagonizar. Rescató a la joven seguidora al percatarse de que los demás fans, eufóricos por verlo de cerca y ansiosos por fotografiarlo y grabarlo con los móviles, la estaban aplastando contra la valla.

Con la pequeña a salvo y ya junto a su madre dentro del set de rodaje, el actor se puso a las órdenes de Robert Zemeckis para afrontar la última sesión de rodaje en la capital grancanaria, que culminó bien entrada la madrugada de este lunes.

Brad Pitt comenzó a rodar, pasadas las 22.00 horas, una secuencia en la que abría el maletero de un coche, depositaba una maleta en su interior y después caminaba unos metros por una calle de arena, que revive la ciudad marroquí de Casablanca, en 1942, donde transcurre la historia de amor que su personaje protagoniza con Mairanne Beausejour, una combatiente de la resistencia francesa.

Mientras su personaje, Max Vatan, realizaba este simple gesto, a la altura de la calle Remedios de la capital grancanaria, junto al actor transitaban otros vehículos de época, soldados nazis, un carruaje tirado por un caballo y un árabe a lomos de una desvencijada motocicleta.

El actor repitió en varias ocasiones esta escena hasta que el equipo que dirige Robert Zemeckis se dio por satisfecho. Incluso, en un momento dado, debido a que comenzó a llover muy débilmente, se paró el rodaje durante unos minutos.

La coprotagonista del filme, la actriz francesa Marion Cotillard, llegó a la carretera del Centro, para rodar junto a la Biblioteca Insular y la Alameda de Colón, pasada la medianoche.

El equipo de Allied contaba con permiso para rodar en Cairasco y la Alameda de Colón hasta las cinco de la mañana.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.