Miércoles, 20 Abril 2016 12:14

El Congreso elige a la Diputación Permanente ante la posible repetición de las elecciones

Canarias 7.

El Congreso constituirá este miércoles la Diputación Permanente, el único órgano que permanecerá activo si se disuelvan las Cortes y cuyos integrantes mantendrán la condición de aforados hasta que se forme la nueva Cámara tras la celebración de las elecciones generales.

Así lo ha acordado este martes la Junta de Portavoces después de que este lunes se cumpliera el plazo que el presidente del Congreso, el socialista Patxi López, dio la semana pasada a los grupos para que comunicaran quiénes serán sus representantes en dicho órgano parlamentario.

La Diputación Permanente de esta XI Legislatura estará compuesta por 60 miembros titulares y otros tantos suplentes, así como su reparto por grupos: 21 del PP, 14 del PSOE, 11 de Podemos, siete de Ciudadanos, dos de ERC, otros dos de Democràcia i Llibertat, uno del PNV y dos del Mixto, todos ellos con sus respectivos suplentes.

En concreto, el PP ha decidido presentar una lista 'jerarquizada" que incluye a once miembros del Gobierno con escaño en el Congreso, que encabeza el presidente Mariano Rajoy, y a la cúpula del partido que son la vez diputados.

Los grupos no han determinado quién conformará la Mesa de la Diputación. Sólo está claro, porque así lo establece el Reglamento de la Cámara, que el órgano lo presidirá el presidente del Congreso, pero deben nombrarse además dos vicepresidentes y dos secretarios entre sus miembros que suelen ser, además, miembros de la Mesa de la Cámara.

En la anterior legislatura la Diputación Permanente del Congreso se creó menos de un mes después de la constitución de la Cámara, pero esta vez, a punto de cumplirse tres meses de su constitución, el Congreso no había dado pasos para cumplir con este trámite ya que los grupos lo han ido retrasando para no dar la sensación de que daban la legislatura por fracasada y asumían un adelanto electoral.

En caso de que finalmente se confirme la imposibilidad de nombrar un nuevo Gobierno y se tengan, por tanto, que convocar nuevos comicios para el 26 de junio, sólo los diputados que formen parte de la Diputación Permanente conservarán sus escaños, cobrando como diputados y manteniendo su aforamiento.

Uno de los que pueden verse más afectados por la disolución de las Cortes es el diputado Pedro Gómez de la Serna, elegido en las listas del PP pero que acabó en el Mixto porque el Grupo Popular se negó a adscribir por la investigación abierta en la Audiencia Nacional sobre el cobro de supuestas comisiones.

El Grupo Mixto no le incluirá entre los puestos titulares y suplentes que le corresponden, con lo que, si hay elecciones, Gómez de la Serna perderá su aforamiento el mismo 3 de mayo, que es cuando se prevé la publicación del decreto de disolución de Cortes y convocatoria de elecciones.

De momento, el juez José De la Mata que investiga su caso y el del diplomático Gustavo De Arístegui le ha ofrecido prestar declaración el 10 de mayo. Para entonces, si se repiten las elecciones, el que fuera portavoz del PP en la Comisión Constitucional la pasada legislatura ya no sería diputado.

El Senado constituyó su Diputación Permanente el pasado 9 de febrero, cuando aún no se había cumplido un mes desde que los senadores tomaron posesión de sus escaños. El PP decidió nombrar como una de sus suplentes en este órgano a la exalcaldesa de Valencia Rita Barberá, una decisión muy polémica porque el juez acababa de imputar a todos los concejales del PP en Valencia por la 'Operación Taula'.

Deja un comentario