Martes, 29 Marzo 2016 12:47

Clavijo y el día del debate

Canarias 7.

«Lo que es la gestión viene determinada, en buena medida, por ese compás de espera que padece la política nacional. De ahí que será interesante saber qué rol desempeñará el PP canario».

El formato parlamentario del debate sobre el estado de la nacionalidad canaria (como ocurre con el nacional) está pensado para que lo gane el presidente del Gobierno del momento. Es decir, con no cometer errores ya le es suficiente para salir airoso. Quien tiene que atacar, y ferozmente, desde el primer momento es la oposición si de verdad quiere sacarle jugo a la cita. Por eso, Fernando Clavijo tiene a su disposición que el encuentro en la Cámara sea una especie de trámite o, aún mejor, que disponga del mismo con la intención de seguir proyectando sus intenciones para la legislatura. Porque lo que es la gestión viene determinada, en buena medida, por ese compás de espera que padece la política nacional. De ahí que será interesante saber qué rol desempeñará el PP canario en cuanto que por un lado está pendiente de lo que suceda en Madrid y por el otro desea a toda costa entrar en el Gabinete regional desde que fuera despojado de sus bastiones de poder, pensemos en el ayuntamiento capitalino y el Cabildo de Gran Canaria.

A su vez, concurren cinco factores que atañen a las Islas y que a mi juicio deberían estar con especial interés sobre la mesa en la jornada de hoy: el elevado desempleo, los bajos salarios, la carestía de la cesta de la compra, la desigualdad estructural y la prestación en materia de dependencia. Por supuesto, la cuestión de la financiación autonómica tendrá su natural espacio. Pero convendrá detenerse en el ánimo que Clavijo muestre en este tema en cuanto que el precedente de las relaciones con La Moncloa es de serias tiranteces durante el mandato anterior a la par que se mezclaba con la problemática del petróleo en aguas cercanas a Fuerteventura y Lanzarote.

Por último, será el estreno en estas lides para Clavijo que ostenta experiencia en la gestión municipal pero no así en el discurrir parlamentario. Por tanto, será interesante ver cómo se desenvuelve en una jornada clave. Es en este tipo de debates en los que se forja o no la estela a dejar por un presidente. Clavijo tan solo tiene que cumplir correctamente lo que se espera de él. El resto es aludir a una realidad (la incertidumbre estatal) y apelar a la fragmentación de la oposición. Sobre todo, en un Parlamento en el que la sumatoria de escaños de derechas e izquierdas nunca había sido tan pareja. Son las cosas de la autonomía y, a todas luces, del sistema electoral que, eso sí, espero que por imperiosa salud democrática también tenga su protagonismo.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.