Lunes, 14 Marzo 2016 11:32

RTVE, un saco sin fondo y sin control del gasto

Canarias 7.

Más de 6.000 empleos, más de 150 jefes y un déficit que, pese a las ayudas estatales, alcanzó los 33,6 millones de euros el pasado año. La filtración de la auditoría a Radiotelevisión Española realizada por la Intervención General del Estado deja en evidencia la falta de control en el ente público.

Se firman contratos a posteriori del inicio de los programas; se pagan indemnizaciones al margen de la legalidad; se incumplen los preceptos de la normativa reguladora del ente en cuanto a contrataciones externas; se pagan complementos salariales al personal sin un control efectivo alguno; no hay un criterio para fijar el valor de las series de ficción ni adecuación entre lo que se abona y el resultado de la audiencia... son algunas de las conclusiones que se extraen de la auditoría pública -el ente también se somete al control de una firma privada de auditores- que la pasada semana difundió la web Filtrala.org.

La auditoría pretendía comprobar si se cumplían "las normas legales aplicables en la gestión económico-financiera de la Corporación RTVE, así como la normativa interna"; evaluar si estaban "reguladas las diferentes funciones relacionadas con la gestión económico-financiera"; y determinar si se aplican criterios de "economía, eficiencia y eficacia" en la "gestión en general". En síntesis, las conclusiones apuntan que "en general" sí se cumple con la normativa, si bien en el capítulo de observaciones y recomendaciones hay un amplio listado de anotaciones que reflejan falta de control y desajustes que elevan el gasto público.

Según las cuentas presentadas al Consejo de Administración de RTVE en febrero pasado, RTVE cerró el año 2015 con un déficit de 33,6 millones de euros. En esa sesión se anunció que los gastos de personal ascendieron a 387,3 millones de euros, "cantidad que excede en 15 millones de euros la presupuestada y es consecuencia directa del abono de la paga extra pendiente de 2012".

No sale bien parado el ente RTVE al analizar la productividad de sus trabajadores.Y es que de las 87.537,74 horas de emisión de todas las cadenas de TVE durante 2014, el 61% fueron de producción interna, bajando en un punto y medio respecto al año anterior, con el añadido de que "las horas de producción interna de los programas de entretenimiento y variedades suponen el 31,85%, muy por debajo del 55% que fija el mandato-marco".

A la hora de repasar cómo se hacen las contrataciones externas, los auditores aprecian "varios incumplimientos de la norma" del propio ente: "producciones que se realizan con anterioridad a la firma del contrato, falta de informe económico o aprobación presupuestaria previo a la formalización del contrato, retrasos en la liquidación por parte de las productoras de los gastos a justificar, falta constancia del cumplimiento de las obligaciones tributadas y de seguridad social previas al contrato".

También cuestionan los auditores los criterios de programación de contenidos por los que se pagan cantidades elevadas, como los Juegos Olímpicos de Sochi, y que se emiten "por el canal Teledeporte, lo que implica bajas audiencias". Concluye el informe que "no parece eficiente adquirir derechos de elevados precios y emitirlos en franjas o cadenas de bajas audiencias".

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.