Jueves, 14 Enero 2016 18:24

Canarias apuesta por el diálogo

Canarias 7.

Los diputados canarios de los distintos partidos que obtuvieron representación en el Congreso coincidieron este jueves en un mensaje claro a favor del diálogo y de la búsqueda de consenso para garantizar la gobernabilidad y evitar nuevas elecciones, aunque también comparten que dadas las posiciones actuales va a resultar muy complicado llegar a un acuerdo, ya sea para dejar que gobierne Rajoy o para conformar una alianza de izquierdas.

La menos optimista a este respecto es la diputada de CC, Ana Oramas, quien se mostró convencida de que la situación está abocada a la repetición de las elecciones en cuestión de meses. «Esta va a ser una legislatura muy corta, tanto por los números diabólicos salidos del 20D como por la situación interna del PSOE y los planteamientos maximalistas de Podemos y Ciudadanos», señaló este miércoles en los pasillos de la Cámara, «en estas circunstancias no hay posibilidad de un Gobierno estable», añadió.

A su juicio, sería necesaria una altura de miras que hoy por hoy no ve en las formaciones políticas para buscar un acuerdo de mínimos. «Habría que sentarse a hablar para ver en qué estamos de acuerdo y forjar un programa claro de reformas consensuado entre todos que se podría llevar a cabo en un año, pero se está actuando en clave de liderazgo individual», señala. Oramas cree que si hubiera voluntad se podrían pactar asuntos en los que hay coincidencia, como la financiación autonómica o la reforma del Reglamento del Congreso, y dar paso a una legislatura corta para dejarlos aprobados.

En la misma línea se expresó el diputado del PP por Las Palmas Guillermo Mariscal, para quien debería imponerse el diálogo por encima de las diferencias con el fin de poder configurar un gobierno estable, al menos durante el tiempo que lleve sacar adelante las reformas que formen parte de ese pacto de estabilidad. «El resultado de las elecciones nos obliga a todos a buscar acuerdos», señaló, «no entender eso es estar ciego, y la ceguera se castiga duramente en política», añadió.

Por su parte, la diputada de Podemos Victoria Rosell niega que su partido sea el que obstruye la posibilidad de una alianza de izquierdas con líneas rojas. «Se están poniendo muros artificiales para un acuerdo de investidura, no somos una formación independentista y nos están achacando eso», señaló, «si de mí dependiera trabajaría por un pacto de progreso a favor del Estado social, porque considero que esa es la prioridad», añadió.

Desde el PSOE, Francisco Hernández Spínola demandó a todos los partidos «mucha flexibilidad y poca rigidez» para alcanzar un acuerdo que evite la celebración de nuevas elecciones. Pedro Quevedo, de NC, pidió también «un esfuerzo de responsabilidad y seriedad» para plasmar la voluntad de las urnas de formar un gobierno progresista.

Deja un comentario