Jueves, 29 Octubre 2015 11:12

Rajoy y Sánchez acuerdan trabajar frente al independentismo

Canarias 7.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, han acordado trabajar "coordinadamente" ante la propuesta de resolución independentista presentada en el Parlamento catalán, cuya tramitación han logrado frenar temporalmente C's, PSC y PP.

Rajoy y Sánchez han almorzado en la Moncloa después de su conversación telefónica y han acordado abrir una vía directa de diálogo ante la declaración de Junts pel Sí (JxS) y la CUP para iniciar un proceso de ruptura de Cataluña con España.

Tanto el Gobierno como el PSOE han informado de la entrevista en sendos comunicados idénticos de dos párrafos, en los que se señala que "han acordado trabajar coordinadamente en defensa de la Constitución, de la unidad nacional, de la soberanía nacional y de la igualdad de todos los españoles".

El jefe del Ejecutivo ya había avanzado su intención de reunirse con representantes de otras fuerzas políticas, como Sánchez y el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, con los que ha hablado por teléfono antes de su declaración institucional a raíz de la presentación de la resolución independentista en el Parlament.

Tras acordar el contenido de la declaración independentista con JxS, la CUP ha anunciado que posponía la reunión prevista con este grupo para avanzar en la hoja de ruta soberanista y la investidura del presidente de la Generalitat tras la detención de nueve personas por su presunta relación con los Grupos Anarquistas Coordinados (GAC), a los que atribuyen la preparación de actos terroristas con explosivos caseros.

En un comunicado, la CUP ha reprochado al Govern en funciones de Artur Mas que haya ejecutado las órdenes de la Audiencia Nacional a través de los Mossos d'Esquadra.

En la reunión de hoy de la Mesa del Parlament, la tramitación urgente de la declaración independentista ha quedado paralizada momentáneamente por la maniobra de C's, PSC y PPC, lo que podría retrasar su aprobación hasta después del primer pleno de investidura del presidente de la Generalitat sobre el 9 de noviembre.

La reunión de Rajoy y Sánchez en Moncloa para coordinarse contrasta con los reproches que en Cataluña el líder parlamentario del PPC, Xavier García Albiol, lanzaba al PSC, por presentar en la Mesa del Parlament un texto de reconsideración de la declaración de soberanía por separado al del C's, que han secundado los populares.

En todo caso, C's, PSC y PPC han trastocado la estrategia de JxS y CUP, que, en un intento de escenificar que dan mayor importancia a los pasos hacia la independencia que a quién presidirá el Govern, pretendían aprobar la polémica resolución en un pleno extraordinario antes de la primera sesión de investidura, prevista para el 9 de noviembre, un año después de la consulta soberanista.

La declaración independentista queda frenada por el momento al haberse admitido a trámite -por procedimiento automático- la petición de reconsideración de la propuesta, solicitadas tanto por C's como por el PSC, y apoyadas por el PPC.

Pero también por el hecho de que los populares catalanes no se han constituido aún como grupo parlamentario y no descartan agotar los plazos -hasta antes del día 5 de noviembre-, lo que dificulta que se reúna la Junta de Portavoces, paso necesario para continuar el trámite.

En este contexto, JxS también estudia cómo conseguir que el pleno extraordinario se celebre antes o al menos el mismo día del debate de investidura del 9 de noviembre, analizando las posibilidades que permite el reglamento de la Cámara catalana.

Por otro lado, la Mesa del Parlament, presidida por Carme Forcadell, ha admitido una propuesta de resolución de SíQueEsPot para que la Cámara catalana lleve a las Cortes en el primer trimestre de 2016 una iniciativa de reforma de la ley de referendos para que Cataluña decida su futuro.

Antes de su almuerzo con Pedro Sánchez, en una entrevista en la Cadena Ser, Rajoy ha remarcado que no le "temblará el pulso" a la hora de tomar decisiones, aunque ha dicho que confía en no tener que poner en marcha el artículo 155 de la Constitución y suspender la autonomía de Cataluña.

Sánchez, en la presentación de la reforma de la Constitución que llevará el PSOE en su programa electoral del 20D, ha recordado que para resolver el problema de Cataluña "sólo con la ley no basta" y que un "problema de primera magnitud" como éste "exige ya una respuesta política de envergadura".

Por su parte, el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, ha reclamado en una entrevista en Antena 3 que "gane quien gane" el 20D se siga una "línea conjunta" para "defender los intereses comunes y las leyes democráticas" y que éste no sea un "asunto electoral": "España no es una legislatura, es un país, una nación", ha apostillado.

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha recalcado a Rajoy que "la democracia consiste" en dialogar, no con quien piensa igual, "sino diferente", y le ha reprochado ser "un completo irresponsable" en su gestión del debate independentista catalán.

Deja un comentario